Tepiapa Anáarte

El programa Anáarte de la Corporación Tepiapa construye tejido social desde las diversas líneas del arte.
0
Voluntarios Anáarte

Entendemos el arte como la representación simbólica de las experiencias íntimas y sociales, que por medio de diversas manifestaciones artísticas construyen la diversidad y la cohesión social. No obstante, reconocemos que la variable de lo simbólico se encuentra profundamente fracturada ante la inmediatez de una evolución humana que busca homogeneizar la pluralidad de pueblos y de grupos que conservan sus tesoros ancestrales.

Ahora bien, se tiene la certeza de que cuando se habla de arte como medio o herramienta de expresión, memoria, saber y comprensión del mundo, es porque la creatividad se sirve de la belleza del universo para evocar sentidos de trascendencia. Por esta razón, creemos que la creatividad debe ser apreciada, cultivada y comunicada en las culturas ancestrales y occidentales.

La Corporación Tepiapa, en el marco del Plan de trabajo de cultura de la UNESCO para América Latina y el Caribe 2016 – 2021 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, “apoya y promueve la diversidad de las expresiones culturales, la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial y el desarrollo de industrias creativas y culturales” (2016). En este horizonte, emerge el programa Anáarte que busca explorar, identificar, fortalecer y comunicar las técnicas artísticas desarrolladas por las comunidades wayuu con el fin de salvaguardar su sentido cultural y estético por medio del ejercicio de memoria, tradición oral, práctica vivencial y el registro documental.

Líneas de Acción

Anáarte opta por cuatro líneas de acción: Artesanías (tejido, bordado, alfarería), Arte Popular (música y danza), Tradición Oral (Mitos y Jayeechis) y Producción Artística Tepiapa (procesos fotográficos y audiovisuales y muralismo), así:

Artesanías

Arte Popular

Tradición Oral

Producción Artística

En consecuencia, todas las acciones están pensadas para incluir a niños, niñas, jóvenes, adultos y voluntarios para que encuentren en el arte la posibilidad de conocer y apreciar la identidad cultural de las comunidades.

“La juventud no debe sólo asimilar los frutos de la cultura de sus padres, sino que debe elevar la cultura a nuevas cimas, a las que no llegan las gentes de las anteriores generaciones.” Konstantin Stanislavski, director teatral y pedagogo.

¿Por qué Anáarte?

Anáarte se compone de palabras en wayuunaiki y castellano. Anás significa bueno-bien. Arte, por su parte, es el concepto que identifica la dimensión estética representada en símbolos a través de diversas técnicas. De modo que Anáarte significa: buen arte.

Para Tepiapa el arte es un medio de acercamiento y un vehículo para transportar conocimientos, memoria y tradiciones. Por eso ha considerado abrir un espacio que contribuya a la conservación de las prácticas culturales, las cuales identifican a la comunidad y merecen ser apreciadas en otros territorios.

¿Cómo lo hacemos?

Todas nuestras actividades en el territorio surgen de una acción participativa. Nos reunimos para compartir experiencias que nos permitan valorar el encuentro, los saberes y las técnicas ancestrales que recrean la existencia del mundo a través de la cosmogonía wayuu.

¿Para qué lo hacemos?

Anáarte busca contribuir al fortalecimiento y reivindicación de prácticas milenarias propias de las comunidades. Tepiapa reconoce que conservar sus saberes, su memoria, sus procesos artísticos y culturales, aporta a la reconstrucción del tejido social.

Menú