Comunicado Departamento de Responsabilidad Social

Salud y cuidado en las comunidades ancestrales, desafíos desde la construcción al  derecho a la salud y calidad de vida en tiempos de pandemia

La salud publica hoy en día se encuentra en el reflector y apunta al bienestar y cuidado de  nuestras comunidades, vulneradas históricamente por las dinámicas del conflicto, el olvido y  abandono estatal que en la actual coyuntura, nos revela nuevos desafíos para los territorios  en donde el acceso a la salud y calidad de vida se ven tan golpeados y es menester atender  desde el pronunciamiento de políticas públicas e institución del estado para restablecer y  revindicar los derechos vulnerados en los últimos años de nuestras comunidades ancestrales,  generando un dialogo de saberes que reconozca sus saberes propios. 

Por las preocupaciones de acceso al derecho a la salud de las poblaciones ancestrales, el  bienestar de niños, niñas, mujeres adultos mayores y hombres de los territorios nació la  alianza entre ACOME y TEPIAPA para intervenir en esas realidades carentes de  profesionales de salud o escasa, que desde su formación y experiencia trasformen e incidan  en el cabio de responsabilidad social y materializar el derecho a la salud planteando como  desafío futuras inmersiones y jornadas medicas en atención a las necesidades poblacionales  de nutrición, salud, reproducción y morbilidad presentes en las poblaciones.

El anterior compromiso significo un ejercicio de hallar sentidos que permitieran interactuar  con las poblaciones y mantener acciones que impactaran positivamente en sus vidas, en  especial en la salud y calidad de vida, los cuales requieren ser mayormente apoyados por el  estado para logran un mayor impacto en la comunidad, por lo anterior se diseño un protocolo  capaz de discutir las necesidades biosanitarias adecuadas para las jornadas de salud los  cuales requirió, pensarse en función del territorio sus recursos, oportunidades y obstáculos  para lograr el mejor resultado posible desde los esfuerzos conjuntos de llevar jornadas de  salud que beneficien en especial a las poblaciones más vulneradas. 

Como resultado del trabajo interdisciplinar, discernimiento, investigación de política pública  de tratamiento del Covid-19 y compromiso con la comunidad se construyó un protocolo de  bioseguridad que se preocupa por las utilización de recursos, aglomeraciones, intervención,  consulta y valoración medica que guiaron las formas de interacción y acercamiento a las  comunidades para cuidarnos entre nosotros, los cuales nos dejaron aprendizajes de constante actualización y discusión para alcanzar los estándares de calidad para próximas  jornadas de salud y garantizar el bienestar de la población Wayuu. 

Si bien en la actualidad nos enfrentamos a un tercer pico de pandemia, los esfuerzos  conjuntos entre Tepiapa y ACOME por la materialización del derecho a la salud nos ha llevado  a pronunciarnos sobre la vigencia de este compromiso, que requiere de sus esfuerzos para  pensar y repensar los territorios en las condiciones más óptimas para interactuar en medio  de esta crisis que ha reformulado los métodos convencionales y deben ser reinventados con  tal de lograr el bienestar de la población Wayuu.

Sabemos que el protocolo no es una receta mágica que de la soluciones a todos los  problemas, pero desde la vigilancia y apoyo abre nuevas discusiones es posible robustecer  este instrumento que nos permite alcanzar el cuidado de voluntarios y las comunidades  ancestrales que ven en estas jornadas la posibilidad de saber más sobre sí mismos y su salud  como elemento integral en el derecho a una calidad de vida digna en donde las mujeres y  niñas viven problemáticas diferenciales las cuales las golpean con mayor fuerza, es desde el  enfoque de diferencial que alcanzamos a entender nuevas prácticas en salud y por lo que atraviesan las comunidades. 

La salud es su derecho esencial que esta pasando en ese primer territorio que es el cuerpo  de las niñas, niños, hombres, mujeres y adultos mayores de la comunidad Wayuu. 

Una de las principales fuentes de sus enfermedades es la escasez de agua y a esto sumarle  los recursos limitados a los cuales pueden acceder. “Las patologías más frecuentes incluyen:  malnutrición, infecciones respiratorias y gastrointestinales en niños menores de cinco años;  enfermedades de transmisión sexual; cáncer uterino/cervical; hipertensión; lesiones debido a  violencia interpersonal; caries y otros problemas dentales.”  (Javier Mignone y John Harold Gómez Vargas, 2014, pág. 82)

Por otro lado, existirá en las nuevas generaciones inquietudes que deberán ser abordadas de  manera responsable, puesto que se encuentran en medio de sus raíces Wayuu y el mundo  occidental que los rodea y cada día los absorbe más. Es de manera importante recalcar y no  dejar a un lado la medicina tradicional la cual permitirá integrar y fortalecer la salud de las  comunidades, por eso, es necesario sumergirse en su mundo, ser uno más.  

Algunos retos en el territorio se verán confrontados debido a las cosmovisiones de la  comunidad y la realidad que presenta cada persona, puesto que no podemos irrumpir sus  creencias, debemos ponernos en su posición e intentar descifrar lo que se dice y lo que no. Eso que no se dice, evidencia diferentes realidades que no podemos  generalizar, pero nos hará entender la raíces de muchas de sus dolencias, problemáticas y  demás.  

La crisis de la salud en todo el territorio colombiano, genera grandes desafíos especialmente  para las comunidades indígenas. Su posición geográfica no deber ser una excusa, pero no  es un secreto la ausencia del Estado, sin embargo, Tepiapa y ACOME le apuesta a la  incidencia en políticas publicas las cuales integren a las comunidades, esperando generar  una mayor respuesta del Estado hacia estos. 

Los desafíos son enormes pero la riqueza de poder generar el contacto con la comunidad es  enorme. Sus formas de pensar y actuar permiten ampliar los conceptos e imaginarios que  tenemos hacia estos, su individualidad y la particularidad de las comunidades permitirá  romper supuestos y reaprender desde su día a día.  

Luisa Fernanda Murcia / Trabajadora Social

Leonardo Arturo Riaño Donado / Trabajador Social

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú